El primer amor, ¿nunca se olvida?

– Me he casado dos veces, y ya sabes lo que dicen…”no hay dos sin tres”, por eso he venido, para encontrar mi nueva pareja.
– Veo que has tenido una vida sentimental intensa
La mujer se atusa el pelo y mira a través de la ventana. En esos segundos de silencio, sus expresivos ojos negros se llenan de recuerdos
– Bueno…, creo que sólo he sentido de verdad cuando me enamoré por primera vez. Teníamos 14 y 15 años y todos los veranos cuando iba al pueblo era tan intenso que durante el año me alimentaba de ese amor. Nunca más he vuelto a sentir así.

(Historias de una agencia matrimonial, Lazos)

Continuar leyendo «El primer amor, ¿nunca se olvida?»

Enamorarse en la tercera edad

– ¿Hasta qué edad se admite en la agencia?, me pregunta el hombre elegantemente vestido que acaba de sentarse.
– No hay problema, -le contesto mientras sus ojos azules recorren la estancia nerviosos-, entre nuestros clientes hay muchas personas ya jubiladas.
– Mire usted, es que yo me acabo de divorciar después de 40 años casado. He esperado a que todos mis hijos que tengo 3 salieran de casa. Y entonces, después de haber aguantado bastantes años una relación fría y llena de rutina, decidí dar el paso y separarme de mi mujer. Ya nada nos unía. ¿Usted cree que puedo encontrar una buena persona a la que amar y poder disfrutar de lo que me quede de vida?

(Historias de una agencia matrimonial, Lazos)

Continuar leyendo «Enamorarse en la tercera edad»

Cuando en la pareja la mujer es mayor que el hombre…

La mujer me mira y se le humedecen los ojos…
– Sí, sé perfectamente lo que es estar enamorada. Lo he estado durante 15 años, ha sido maravilloso. Fue después de mi divorcio y él me cambió. Me dio ilusión, confianza en mí misma, me hizo sentir y vibrar. Fue maravilloso
– Y, ¿qué pasó?, la digo mientras ella saca un pañuelo de un bolso pequeño que ha dejado a su lado en el sillón.
– Le dejé yo, era una relación imposible… yo tenía 45 años cuando nos encontramos y ahora con 60 no es una relación viable. Sigo enamorada, por supuesto y el de mí, me llamó durante varios meses suplicándome que no le dejara pero realmente sé que ahora este amor es inviable, me dice mientras me mira fijamente con sus expresivos ojos azules.
– Disculpa, ¿podrías explicarme porqué dices que la relación ahora no es viable?, le preguntó extrañada
– Por lógica. Yo me enamoré de un hombre 15 años más joven. Ahora no deseo que me vea envejecer y por supuesto no deseo que me abandone a corto plazo, como lógicamente lo hará cuando vea que se acuesta con una anciana.

(Historias de una agencia matrimonial, Lazos)

Continuar leyendo «Cuando en la pareja la mujer es mayor que el hombre…»

Amor ¿para siempre o por etapas?

Jon se mira las manos un poco nervioso…, levanta la vista y su cara aniñada no aparenta los 34 años que tiene.
– Bueno…, la verdad es que experiencia, lo que se dice experiencia no tengo mucha. Siempre he sido el típico amigo de las chicas, al que contaban sus confidencias, pero de ahí no pasaba…, y no es que yo no lo intentara, pero…eso, me veían como amigo sin más. ¿Por qué sólo me ven así?, ¿por qué nadie se enamora de mí?
(Historias de una agencia matrimonial, Lazos)

Hay personas que aman mucho y no son correspondidos, otras aman poco pero les quieren mucho, otras no conocen el amor, otras se enamoran del amor…, en fin usamos tanto la palabra amor que al final no hay una definición precisa de lo que es y de cómo hay que amar.

Continuar leyendo «Amor ¿para siempre o por etapas?»

¿Es el verano la estación del amor?

¿Quién no se acuerda de aquel amor de verano, el del pueblo, cuando éramos adolescentes? o, ¿esa pasión con la luna como único testigo de aquellas vacaciones en esa ciudad que ya no me acuerdo de mucho más?

Severo Ochoa decía que “el amor es la fundición de la física y la química” y si como recientes investigaciones han comprobado que ellos se enamoran por los ojos…ellas por el oído…y ambos por el olor…, en la época estival, nuestros cuerpos se enseñan más, los colores de nuestras ropas, el bronceado, el bañador, el tiempo de tertulias hasta últimas horas de la noche son incentivos que despiertan nuestras fantasías sexuales, exaltan nuestros sentidos…

Continuar leyendo «¿Es el verano la estación del amor?»

¡¡¡Y de repente llegaste tú!!!

¿Quién no ha vivido la experiencia de enamorarse? con mejores o peores resultados todos hemos sentido esa fuerza de atracción centrípeta y la relativización del mundo, hasta el tiempo se para. Estamos atrapados en una tormenta de neurotransmisores que no vuelve locos.

Es cierto que amar es algo innato en el ser humano, y que desde que se descubrió el amor romántico la vida ya no es la misma, pero ¿qué pasa en nosotros para que hasta nuestras necesidades mas básicas como alimentarnos, dormir, o ponernos un par de calcetines iguales se trastoque por esa persona que de repente (o no) irrumpe en nuestra vida?

¡Pues simplemente un flechazo!

Continuar leyendo «¡¡¡Y de repente llegaste tú!!!»