Relaciones amorosas en el trabajo

– Me enamoré de mi jefe, así como lo oyes Alicia. Y estuve en esa relación clandestina diez años, porque claro, como supondrás estaba casado y cuando le intentaba dejar decía que se iba a separar. ¡Vamos, lo de las películas!. Y encima lo peor…es que me lo creí. Y pasaron los años…

– Bueno…, todavía estás a tiempo de encontrar una persona que te haga feliz, le comento.

– Si, pero ya no puedo ser madre y eso no me lo perdonaré nunca, no me perdonaré haberme dejado engañar por un cretino, pero todos los días lo veía y todos los días me prometía que iba a ser el último, pero…, Laura se queda pensativa mientras se le llenan los ojos de lágrimas.

(Historias de una agencia matrimonial, Lazos)

En las series de televisión, nos muestran cantidad de ambientes de trabajo donde las relaciones entre los compañeros son habituales, enamorándose o teniendo sexo. ¿Es realmente esto cierto? Según estudios sobre el tema 3 de cada 10 españoles declaran haber tenido una relación sentimental con un compañero de trabajo, la mayoría con personas de su nivel en la jerarquía de la empresa y una minoría con un superior, siendo un 45% de estas relaciones duraderas en el tiempo.

La mayoría de estas relaciones nacieron en reuniones o viajes fuera del lugar habitual de trabajo o en eventos (por ejemplo cenas de navidad) de empresa.
Si hablamos sólo de relaciones esporádicas las cifras se disparan ya que de las personas trabajadoras consultadas casi la mitad confiesan haber tenido relaciones sexuales con algún compañero o compañera de trabajo, de los cuales sólo un 10% se arrepiente de ello. Y si hablamos de fantasías el 84% ha tenido pensamientos eróticos con compañeros o jefes.

CAUSAS

Según los estudios se necesita una media de 200 horas para conectar con alguien. Si pasamos un mínimo de 1680 horas en el ambiente de trabajo con los mismos compañeros es normal que ese trato sea muy personal y pueda dar paso a una relación sentimental o física. En el espacio laboral compartimos experiencias personales, sentimientos y preocupaciones con compañeros con los que pasamos más tiempo que con el resto de personas de nuestro entorno.
Si a eso añadimos entornos laborales estresantes, con turnos de guardia, o que demandan mucho equipo entre los trabajadores las relaciones se intensifican.
Como variables (según el doctor G.L. Jantz en Psychology Today) que fomentan el que nos fijemos más en el otro en el trabajo destacamos:
1.- Cuando el trabajo está dirigido a cumplir objetivos y exige un esfuerzo común. Debe haber apoyo y dedicación entre los compañeros.
2.- Cuando el equipo lo forman dos. Un trabajo diario con el mismo compañero compartiendo el espacio y el tiempo da pie a muchas horas de conocimiento mutuo, de enfrentarse a las mismas situaciones, en definitiva de compartir la vida cotidiana. También favorece la dependencia y la confianza en el otro, base de toda relación amorosa.
3.- La duración de la jornada: Si pasamos largas jornadas en el trabajo o después del mismo debemos estar conectados por necesidades del trabajo también facilita el roce y la relación más personal.
4.- La intensidad del trabajo también parece que tiene una relación directa con la intensidad de las relaciones entre los miembros del equipo.
5.- El compartir el tiempo de trabajo con los mismos compañeros también hace que se conozcan bastante, se comparten confidencias y si hay afinidad da pie a compartir tiempo de ocio. Esa confianza personal y laboral puede hacer que busquemos en esa persona a nuestra pareja.
6.- Las opiniones de otros compañeros hacia la buena relación que mantienen dos de ellos puede influir en verse a sí mismos como pareja.
Concluyendo la suma de horas compartidas, la falta de tiempo de ocio para conocer a personas externas, la intensidad de algunas profesiones, el sentimiento de compañerismo, o incluso la erótica del poder –si hablamos de atracciones con cargos superiores–, suelen ser algunos de los motivos más comunes que desembocan en amor.

CONSECUENCIAS POSITIVAS

1.- Según algunos estudios, la emoción y excitación que se tiene por tener una relación con un compañero aumenta la productividad del trabajador. El ir a trabajar se convierte en placer y la relación es una motivación para la realización de un trabajo mayor y más productivo.
2.- El compartirlo todo con una persona que te conoce en toda tu intimidad, frente a la que no asumes ningún rol porque te conoce en los distintos aspectos de tu personalidad.

CONSECUENCIAS NEGATIVAS

1.- Uno de los frenos a no satisfacer el deseo de tener una relación con el otro, es el miedo a que por ese motivo la carrera profesional se frene, o se ponga en peligro el puesto de trabajo. Aunque en España legalmente no está prohibido que dos personas que trabajen juntas no puedan tener relaciones afectivas (esto vulneraría el derecho de los trabajadores), es verdad que la empresa cuando conoce la relación puede tomar medidas, como por ejemplo, realizar cambios o ajustes reubicando a alguno de los empleados/as sin que ello, afecte su estatus y sueldo. También hay algunas empresas que tienen códigos internos por escrito para tratar de evitar relaciones de pareja cuando hay diferencias jerárquicas e impedir así que fluya información confidencial. Incluso algunas recogen códigos de conducta donde expresamente prohíben relaciones entre trabajadores y superiores (como el caso de un CEO de McDonald que fue expulsado por relacionarse con una trabajadora)
2.- Los comentarios de los colegas, los celos, la alta probabilidad de acabar llevándose los problemas de casa a la oficina y viceversa o la falta de espacio dentro de la pareja representan la otra cara de las relaciones entre compañeros de trabajo.

CURIOSIDAD

También se han realizado estudios sobre los profesionales más adúlteros y entre el ranking de los 9 más infieles encontramos a:
1.- Los profesionales de medicina (médicos, enfermeros y paramédicos): jornadas intensivas y turnos variables donde se incluyen los nocturnos que parecen ser donde se producen la mayoría de las infidelidades.
2.- Profesores; suele ser por estar en contacto directo con sus compañeros dentro y fuera incluso del horario laboral, reuniones escolares, equipos de trabajo…, si hablamos de profesores universitarios tenemos las relaciones con alumnos.
3.- Pilotos y auxiliares de vuelo: estos profesionales pasan mucho tiempo fuera del hogar y ambiente.
4.- Abogados: Por la falta de horario, estrés y jornadas laborales largas
5.- Psicólogos: parece ser que la dependencia de sus pacientes hace que algunos caigan en las redes de la infidelidad.
6.- Profesionales de los medios de comunicación: Normalmente su labor se desarrolla en muchos ambientes, conocen mucha gente, incluida personalidades, viajan por trabajo y también tienen jornadas intensivas.
7.- Músicos, fotógrafos, modelos, actores: Normalmente no tienen una vida con rutina. Viajes, giras, fama, fans…, a veces su modo de relacionarse con el otro es a través de aventuras que les aportan calidez humana por la imposibilidad de poder estabilizarse con una pareja
8.- Trabajadores del sector de hostelería: Tratan con mucha gente y la mayoría gente desinhibida que se están divirtiendo o que está sola y en largas jornadas de trabajo.
9.- Policías y Militares: Mucho trabajo en pareja o con el mismo equipo y también por desplazamientos que duran tiempo y donde se convive con el equipo.

«Leí que nunca debes salir con alguien si se te ocurren 3 razones (Bridget Jones: Al borde de la razón)»

Alicia.

Puedes escucharlo en la «Escuela de Parejas» de Madrid Directo OM (101.3 FM 106)

Ir a descargar

Si te ha gustado, ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.