Que tu primera cita no sea la última (2ª Parte)

(MANUAL PARA MUJERES)

Yo no sé lo que pasa, comentaba Eva, si yo soy especial o pido imposibles dime por favor…, pero no entiendo que no pase de la primera cita o a lo sumo dos.
Aparentemente va todo bien, la cita se desarrolla fenomenal, nos reímos, comentamos de nuestras vidas, es una velada agradable…, pero luego os llaman y os piden conocer a más gente…, no lo entiendo, te juro que no comento nada de ¡ser madre!

Esta conversación se repite a menudo con ligeras variantes en mujeres que contratan los servicios de la agencia matrimonial y encontramos la primera clave de lo que los hombres rehúyen:

OBSESIONES

Los hombres que buscan pareja tienen un radar especial para las obsesiones de las mujeres. Puede ser una mujer que desea ser madre, una mujer que está centrada en los nietos, una mujer volcada en su trabajo…, cuando comento obsesiones me refiero a que en la vida cotidiana estamos demasiado centradas en esos aspectos u objetivos casi sin cabida para para algo nuevo.

En las primeras citas esas cosas no hay que comentarlas, porque aunque lo digamos de pasada la carga emocional con la que lo expresamos transmite que es el centro de nuestra vida y las futuras parejas pueden interpretar que no hay sitio para ellas o que deben aceptar si o si esos objetivos o condiciones.

Debemos ir al encuentro de la cita como si tuviéramos 18 años, con ilusiones en un futuro, con motivación en conocer al otro, no en soltarle todos nuestros condicionantes para que “él sepa desde el principio lo que hay”, hay que conocer y dejarse conocer, poco a poco, igual nos sorprendemos…

CREENCIAS ERRÓNEAS

Lo que tampoco soportan muchos hombres es sentirse juzgados. Es decir, nada más empezar a contar algo de su vida tanto laboral o sentimental pasada, la otra persona en vez de escuchar, juzgue o se ponga reivindicativa. Por nuestras experiencias en la vida, hay circunstancias que podemos entenderlas y saber las causas o consecuencias, pero cada persona es un mundo y estamos en una cita entre iguales no entre un cliente y una consejera (matrimonial, legal, …). Con lo cual ni consejos ni juicios.

NATURALIDAD

A los hombres les encanta la naturalidad, la espontaneidad. Podemos ser unas ejecutivas increíbles e incluso agresivas o unas amas de casa acostumbradas a imponer orden y disciplina. Pero en las citas tenemos que relajarnos, reírnos, decir lo que pensamos, no estamos en un examen o sí…, pero debemos aprobarlo por cómo somos por dentro no como madres, trabajadoras o hijas, sino como personas.

ELEGANCIA

Hay otra cosa que a los hombres les gusta y es que la mujer demuestre que es femenina y discreta. Da igual que vayamos de sport o más elegantes, pero sin estridencias. Aunque hay de todo y aquí estamos generalizando, a la mayoría de los varones las mujeres demasiado pintadas o demasiado provocativas no les agrada en demasía. Así que hay que dejar algo a la imaginación, poderosa fuente de seducción.

INICIATIVA

Si estamos en una sociedad de iguales no debemos esperar que el otro lleve las riendas de la cita. También debemos aportar iniciativa. Aunque él pague la primera consumición nosotros debemos corresponder. Ellos valoran mucho esto, ya que hay mujeres que piensan que él se debe hacer cargo de todo y no es así. Es más ese tipo de mujeres por lo general no pasan de la segunda cita. La iniciativa en todos los aspectos de la relación puntúa alto.

“Sabes que estás enamorado cuando no puedes dormir porque la realidad es finalmente mejor que tus sueños.” (Dr. Seuss)

Alicia.

Si te ha gustado, ¡Compártelo!

RSS
Follow by Email
Facebook
GOOGLE
https://coachingpersonal.lazos.es/que-tu-primera-cita-no-sea-la-ultima-manual-para-mujeres">
Twitter
LinkedIn

2 opiniones en “Que tu primera cita no sea la última (2ª Parte)”

  1. Hola Alicia.
    Has mostrado en tus palabras una realidad.
    Si todas las personas fueran a sus citas como cuando tenian 18 años, la inmensa mayoria seria un exito total.
    Saludos.

    1. Gracias amable lector. La inocencia y la ilusión deben ser nuestras compañeras cuando vayamos a conocer a una persona que igual…es el amor de nuestra vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.