¿Es el verano la estación del amor?

¿Quién no se acuerda de aquel amor de verano, el del pueblo, cuando éramos adolescentes? o, ¿esa pasión con la luna como único testigo de aquellas vacaciones en esa ciudad que ya no me acuerdo de mucho más?

Severo Ochoa decía que “el amor es la fundición de la física y la química” y si como recientes investigaciones han comprobado que ellos se enamoran por los ojos…ellas por el oído…y ambos por el olor…, en la época estival, nuestros cuerpos se enseñan más, los colores de nuestras ropas, el bronceado, el bañador, el tiempo de tertulias hasta últimas horas de la noche son incentivos que despiertan nuestras fantasías sexuales, exaltan nuestros sentidos…

Continuar leyendo “¿Es el verano la estación del amor?”

¡¡¡Y de repente llegaste tú!!!

¿Quién no ha vivido la experiencia de enamorarse? con mejores o peores resultados todos hemos sentido esa fuerza de atracción centrípeta y la relativización del mundo, hasta el tiempo se para. Estamos atrapados en una tormenta de neurotransmisores que no vuelve locos.

Es cierto que amar es algo innato en el ser humano, y que desde que se descubrió el amor romántico la vida ya no es la misma, pero ¿qué pasa en nosotros para que hasta nuestras necesidades mas básicas como alimentarnos, dormir, o ponernos un par de calcetines iguales se trastoque por esa persona que de repente (o no) irrumpe en nuestra vida?

¡Pues simplemente un flechazo!

Continuar leyendo “¡¡¡Y de repente llegaste tú!!!”