Los hombres maltratados existen

– Si te lo cuento no te lo crees. Me pegaba, ponía a la gente en mi contra, en el colegio de mi hijo decía barbaridades de mí…
Mikel se miraba las manos que cruzaba y descruzaba.
– Es policía municipal y te aseguro que sabía muy bien dónde hacerse daño para parecer la víctima. Estuve seis años a la deriva, desesperado. Pero mi hijo se ha hecho mayor y ya no le engaña. Por eso ahora es el momento para volver a vivir sin miedo.

(Historias de una agencia matrimonial, Lazos)

Aunque no tiene visibilidad ni social ni mediática, el maltrato a los hombres por sus parejas es una realidad silenciosa.

Según algunos estudios el maltrato en los hombres no es que sea menor que en las mujeres, lo que pasa es que es verdad que el número de mujeres asesinadas es mayor.

Habitualmente el maltrato del hombre a la mujer es un maltrato físico o psicológico, ¿pero de la mujer al hombre, o de un hombre a otro hombre en una relación homosexual? Aunque a veces también se da el físico a través de bofetadas, arañazos o empujones e incluso provocando su muerte (entre 2008 y 2015, 58 hombres murieron asesinados por sus parejas o ex parejas, sus parejas eran otros hombres o mujeres y no había habido una denuncia previa), el mayor maltrato de la mujer al hombre se encuentra en el ámbito psicológico y puede adoptar las siguientes variantes:

Degradación:

Reducir el valor de la persona, llegar a hacer creer a la persona que es merecedor de ese maltrato.

Cosificación:

cuando la persona ya no sabe ni lo que le gusta, ni lo que quiere hacer, se convierte a la persona en un objeto destruyendo su identidad.

Intimidación,

causándole miedo o temor, por ejemplo con amenazas con divorcio y dejarle sin ver a sus hijos y sin economía, es más ahora se amenaza incluso con “te arruino la vida denunciándote por malos tratos o violencia”.

Sobrecarga de responsabilidades,

le sobrecarga tanto que no tiene tiempo para su propia vida, su ocio, su descanso.

Privación:

limitarle en sus relaciones sociales, laborales o familiares. En este tema hay muchos casos de la limitación que se pone al cónyuge en relación con los hijos privándole por ejemplo de visitar a los abuelos paternos y no influyendo nada en la forma de educar a los hijos. También con el control del dinero por parte de la mujer.

Distorsión de la realidad subjetiva,

transforma la percepción del otro creándole una sensación de confusión y duda constante, le hace sentirse culpable e inferior. Incluso hay hombres que se sienten maltratadores en vez de víctimas.

Maltrato sexual:

mujeres que al principio de la relación son muy activas y que una vez en pareja o casadas rehúyen de la intimidad, causando en el varón inestabilidad emocional y sentimientos contradictorios en su propia autoestima e identidad sexual. También con sexualidad intermitente se consigue lo mismo.

Y ¿por qué el hombre no denuncia el maltrato por parte del cónyuge?

Pues hay varias causas entre las que encontramos:

1. Falta de apoyos jurídicos. Las leyes en materia de protección a hombres maltratados son prácticamente escasas. Una simple denuncia de la mujer (sin más) conlleva un protocolo de actuación policial hacia el varón que en el caso de que sea al revés no se aplica, el hombre debe demostrar su inocencia, vulnerándose el derecho de presunción de inocencia. Y en este punto no debemos obviar la cantidad de denuncias falsas que se han hecho en perjuicio del hombre. Llega el esperpento hasta tal punto que en algunos casos de divorcios con custodia se ha entregado a los niños a mujeres condenadas por maltrato, y ¿qué pasaría si fuera al revés?

Y si hablamos de la legislación, en España según las leyes nacionales, el término violencia de género se utiliza exclusivamente para la atención a mujeres víctimas de maltrato por parte de un hombre, al revés es considerado un caso de violencia doméstica, lo que supone legalmente una pena inferior.

2. Falta de recursos para el hombre maltratado. No existe un servicio, ni un teléfono de emergencia como en el caso de las mujeres. En el 016 (número de teléfono de atención a la mujer maltratada no se atienden las llamadas recibidas por hombres maltratados). Cuando la mujer denuncia ser víctima del maltrato tiene a todo el sistema en su favor, cuando denuncia el hombre… no hay organismos a los que acudir y esto es otra forma de maltrato, el institucional.

3. Problemas de credibilidad. Falta de apoyo familiar y conciencia social

4. Miedo al ridículo, ya que en la sociedad actual parece que el sexo masculino debe ser “el fuerte” se producen sentimientos de humillación si el hombre se muestra débil y sometido

5. Creencias propias de la persona maltratada, tipo yo me lo merezco, yo lo provoqué…l

Mientras el hombre maltratado no denuncie y se vea el maltrato sin genitales, la sociedad no podrá ser equitativa en proteger a las víctimas de violencia conyugal.

Alicia.

Si te ha gustado, ¡Compártelo!

RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter
LinkedIn

2 opiniones en “Los hombres maltratados existen”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.