Límites en las relaciones con antiguas parejas

– Óscar me engaña.
Alba mira hacia abajo con los ojos llenos de lágrimas intentando contener el llanto.
– Tranquila, dime qué ha pasado.
– Verás, el me dice que su ex está pasando un mal momento por la ruptura y que tiene como depresión y que se siente obligado a contestar a sus mensajes, pero le manda fotos de cuando estaban juntos y le dice que vale mucho y que la tiene aprecio, eso significa… que todavía siente por ella ¿verdad Alicia?

(Historias de una agencia matrimonial, Lazos)

Si empezamos una relación y descubrimos que nuestras parejas se hablan normalmente con parejas antiguas, ¿puede afectarnos en nuestra relación?.¿Es posible llevarse bien con los ex? ¿Dónde poner los límites a las relaciones con las antiguas parejas?

Parece que lo loable y lo adecuado es que tengamos una relación de cordialidad con personas que han sido importantes en nuestra vida, pero ¿hasta qué punto podemos tener una relación de amistad?

Pues depende de varias circunstancias, veámoslas:

Si la ex es una ex esposa con hijos comunes,

está claro que en este caso, la relación debe ser al menos cordial por el bien de los niños. En este caso ¿dónde están los límites?, los límites están en que la relación debe ser lo suficientemente fluida para mantener el bienestar de los niños y se debe centrar como mínimo en las cosas que les afecten exclusivamente a ellos.

Si esas decisiones afectan también a la pareja actual las debemos consensuar con ella, y luego dar el resultado a la ex pareja. Por lo tanto no debemos tomar decisiones con nuestra ex pareja que afecte a la situación con mi relación actual. Si aparte de estos mínimos nos llevamos bien, pero sabiendo mantener a cada persona en su sitio, pues fenomenal, ya que habrá ocasiones en que igual hay que coincidir con el otro.

Si hemos enviudado y tenemos una nueva relación,

¿podremos hablar de la otra persona en presencia de nuestra nueva pareja?. En estas circunstancias hay que entender que se ha compartido una vida con alguien que ya no está, pero que seguramente cuando hacemos referencia al pasado hay que nombrarla porque esa persona estaba ahí. El caso se intensifica si tenemos hijos de esa relación, ya que la persona difunta se hace presente en las conversaciones con los hijos.

Pero hay que saber también marcar un límite. No debemos comparar circunstancias vividas con circunstancias actuales, ya que eso puede hacerle sentir mal a nuestra pareja actual. Por supuesto tampoco debemos comparar a las personas y decirlo. Cada persona tiene su momento en nuestra vida y ni las circunstancias ni nosotros somos los mismos.

También es conveniente no tener en el hogar recuerdos visibles de la otra persona, que aunque la tengamos en su lugar en nuestro corazón, ahora hemos creado otra vida y otro hogar con otra persona que nos quiere en nuestra individualidad.

Y si el caso es que hemos terminado una relación de novios de bastantes años y ahora empiezo otra relación nueva,

pues este caso es el que más daño puede hacernos a la hora de empezar con otra persona. Las relaciones se basan en los principios de sinceridad y confianza y desde luego no hay cosa que más desconfianza genere que tu pareja te pille wasapeando con un ex.

Las personas pueden comprender que hay un vínculo con ex parejas cuando hay hijos, o incluso que hables de alguien que ha fallecido, pero que tengas una relación de amistad con ex novios no se entiende.

Si eres de las personas que te gusta quedar bien y pasar del amor a la amistad, debes entender que también toda relación lleva un ingrediente de posesión y celos y que puede que tu pareja no entienda que donde hubo una intimidad y complicidad ahora el límite esté en la amistad.

También a veces las parejas antiguas intentan recuperar el amor que ya no se da recurriendo a la pena. Ten en cuenta que estas personas  te conocen y pueden aprovechar tu vulnerabilidad para estropearte la historia de amor actual.

Y si de todas formas no sabes donde poner el límite puedes preguntarte

Y si lo haría mi pareja con sus antiguas relaciones, ¿a ti te molestaría?

Si somos sinceros de verdad en la respuesta a esta pregunta, tendremos la actitud correcta que debemos tomar.

«El amor es como una guerra, fácil de iniciar, difícil de terminar, imposible de olvidar», (Henry-Louis Mencken)”

Alicia.

Puedes escucharlo en la «Escuela de Parejas» de Madrid Directo OM (Tele Madrid)

Ir a descargar
Si te ha gustado, ¡Compártelo!

RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter
LinkedIn

Una respuesta a “Límites en las relaciones con antiguas parejas”

  1. La verdad, Alicia, este caso, me parece un poco como de adolescentes, que andan siempre enredados por los celos de sus antiguos novios/novias. La frontera es bien clara: con nuestras parejas anteriores, generalmente padres/madres de nuestros hijos, debemos tener la máxima cordialidad posible. Por una cuestión de respeto y honor por los años vividos, más o menos bien o mal, con ellas. Y por una cuestión de eficacia, porque ambos seguimos siendo padres/madres de los hijos/as que tenemos en común. Hay que entenderse bien. Y si es cordialmente, mejor. ¿Qué sentido tiene que esto sea causa de celos o, peor aún, de desconfianza? Estamos demasiado acostumbrados a que se hable siempre mal de nuestra pareja en presencia de la nueva. Pues no debe ser así. Si malo es que haya «demasiada amistad» con la expareja, peor aún es que despotriquemos contra ella como tema recurrente de conversación. Es horroroso ese tipo de conversaciones, y no te digo nada si es de índole sexual o íntimo. Indica una pésima categoría como hombre o mujeres. Obviamente, todo tiene límites, y no es conveniente tener a la vista fotos o recuerdos de la pareja anterior. Ni que sea motivo constante de conversación. Hay una nueva vida. De ahí a que esta falta de tacto sea causa de celos me parece, ya te digo, un poco inmaduro. Ni hay que estar con aquellos recuerdos, ni hay que liquidarlos. La vida sigue. Y lo que sigue es el amor con otra persona. Cuesta dejar atrás las cosas. Por eso, y es una posición personal, odio el pasado. Gracias, Alicia, por estos temas de enjundia. Tú sí que sabes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.