Consultas virtuales (4)

Muy a menudo recibo emailes o cartas de personas que me preguntan sobre aspectos relacionados con el mundo de las emociones y las relaciones en pareja.

Voy a mostrar algunas cuestiones que pienso pueden ser de interés para personas que estén viviendo la misma situación. Es un poco de luz sobre la cuestión, no la solución, ya que en muchos casos los propietarios de esos mensajes han pasado después por mi consulta. Pero me parece interesante que la gente vea que su caso no es único y que tiene solución.

Mi marido está muy preocupado por su negocio que se ha llevado casi todos nuestros ahorros y no sabe lo que pasará cuando salgamos de esta. Cada día se encierra más en sí mismo y últimamente bebe más de la cuenta. Me dan ganas de llamarle la atención, pero por otro lado entiendo que tiene que desahogarse de alguna manera, y quiero saber si hago lo correcto en no decir nada. Gracias.

Por desgracia llevamos muchas semanas de confinamiento y parece ser que el consumo de alcohol se está disparando en la ciudadanía (según estudios la compra de cerveza ha aumentado un 86% y de vino un 73%).
Como pauta debes controlar el consumo que hace tu marido del alcohol y ver si realmente va aumentando, ya que el beber de una forma no social puede convertirse en un hábito muy peligroso que le afecte tanto a nivel físico como mental.
La forma no sería a través de la recriminación, sino a través de la comunicación efectiva, dejando que él exprese sus miedos e incertidumbres y así juntos encontrar opciones adecuadas para vuestro futuro común. Si se encierra en la bebida es porque no quiere o no puede expresar todo lo que teme y le genera angustia, por ello debes tener ahora un papel activo en la búsqueda de soluciones y así él al sentirse comprendido y apoyado entender que estaba entrando en el juego peligroso de la adicción.

Me llamo Pilar y tengo una hija de 8 años que tiene terror a salir de casa. Mi casa da a norte y no tenemos balcón, así que cuando el gobierno nos dio el permiso para salir mi marido y yo muy contentos hablamos con nuestra hija para preparar la salida. Nuestra sorpresa ha sido mayúscula cuando la niña nos dijo que no, que tiene miedo del bicho que está fuera. La verdad es que no sabemos cómo actuar. Gracias Alicia

Hay muchos padres en tu situación Pilar. Miles de niños disfrutan ya de los paseos pero muchos no quisieron hacerlo porque tenían, como tu hija miedo.
Lo primero que hay que hacer es darle importancia desde el primer momento a la ansiedad de la niña. No es algo baladí y puede que no se le pase solo cuando vea a otros niños en la calle. Vosotros, los padres debéis hablar con la niña y que ella vea que comprendéis su miedo y empatizáis con ella. Así ella sentirá que se la escucha y se la comprende y expresará sus sentimientos de una manera clara. Ese será el momento de darle las explicaciones oportunas para tranquilizarla porque la niña estará receptiva.
Una ayuda puede ser que expreséis que también conocéis el miedo porque lo habéis sentido en algún momento de vuestra vida, y hablar tranquilamente de cómo en esas situaciones concretas lo habéis superado. El que la niña comprenda que sus sentimientos son naturales y que sus padres la entienden y la protegen hará que poco a poco se adapte a la nueva situación. Debéis estar atentos al proceso de la niña y acompañarla con comprensión y con diálogo claro, empatizando, sin recriminaciones, hasta que la angustia pase.

.- Salgo con un chico de Córdoba (yo soy de Madrid) desde hace medio año. Nos veíamos todos los fines de semana y la verdad es que estábamos muy enamorados. El problema es que ahora hace casi 3 meses que no le veo ya que antes del confinamiento, justo tuve un viaje de trabajo. Durante nuestras largas charlas diarias hemos discutido y a veces me ha hecho plantearme que realmente no le conocía, además el no saber cuándo voy a volverle a ver (ya que es de otra provincia), me angustia muchísimo y me planteo que no es una buena opción tener una relación a distancia. Me gustaría que me orientaras sobre esto. Gracias. Clara.

Es verdad que las parejas que viven separadas este confinamiento lo están viviendo o bien afianzando la relación por la fuerza del sentimiento que han descubierto que tienen hacia el otro o bien todo lo contrario, descubriendo en el otro actitudes y pensamientos que no son de su agrado.
Clara, debes pensar que cada uno vive este momento a su forma y que igual las contestaciones de tu novio o sus puntos de vista pueden estar mediatizados por la forma en que afronta este momento vital. Debes valorar el peso de las discusiones en el conjunto de la comunicación en estos tres meses.
Por otra parte también es verdad, que con el tiempo, en todas las relaciones se va perdiendo la idealización del principio y más en una pareja que sólo se veía los días de ocio. Ahora bien al valorar si lo que vas conociendo te gusta o no, debes tener en cuenta tu propia situación de confinamiento, cómo la vas viviendo, ya que también el no saber cuándo lo verás te produce angustia y eso puede contaminar la propia valoración.
Por todo ello, es mejor que cualquier decisión la tomes cuando la normalidad se instale de nuevo en la relación.

Hola soy Iker. Estoy pasando el confinamiento solo, y me aburro bastante. Soy muy activo y la casa se me cae encima. El único rato que estoy distraído es jugando al póquer online. El problema es que veo que estoy perdiendo bastante dinero y sin embargo me es imposible dejar pasar un día sin jugar. ¿Puede ser algo del momento que se me pase cuando vuelva a la normalidad?

Si durante el confinamiento has estado jugando diariamente a pesar de perder dinero, parece ser que la distracción se está convirtiendo en un juego patológico. Es por eso por lo que Iker, no puedes dejar de jugar, ya que la adicción te motiva a ello a pesar de las pérdidas económicas. Normalmente ante estos casos hay que pedir ayuda profesional porque es muy difícil que una persona por sí misma vuelva a la normalidad.

Alicia.

Si te ha gustado, ¡Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.